Qué debes y qué no debes comer antes de hacer ejercicio

1

Alguna vez has realizado un mal entrenamiento pero no podías explicar el por qué? Has dormido suficiente, has descansado el tiempo necesario, pero tu nivel de energía era bajo y a duras penas pudiste realizar los ejercicios.

Es el momento de pensar en tu combustible. Como un coche, necesitas el combustible adecuado para funcionar de forma correcta. Eso es especialmente cierto cuando hablamos de la energía necesaria para hacer ejercicio.

La comida es combustible. Cuando comes, tu cuerpo tiene que descomponer la comida, y digerir y absorber los diversos nutrientes para producir su producto final, la energía. Si estás a punto de ir al gimnasio, porque no repostar y cargar energías con el mejor producto para el más efectivo y energético ejercicio posible?

Consigue el mayor beneficio esocogiendo los nutrientes adecuados y evitando los que te chafen y obstaculicen tu entrenamiento.

Vayamos por partes.

El objetivo es alimentarse eficientemente. Si tomas nutrientes complicados que necesitan ser digeridos justo antes de hacer ejercicio, el cuerpo tiene aún más trabajo que hacer y no puede utilizar toda la energía en el ejercicio en si mismo.

Evita Grasas y Proteinas

Consumir grasas y proteínas antes de hacer ejercicio es un no rotundo. Se descomponen lentamente mientras tu cuerpo absorbe los nutrientes durante un largo periodo de tiempo. Eso es genial en otros momentos del día, cuando quieres sentirte saciado durante más tiempo, pero no es lo ideal justo antes de hacer ejercicio.

Si tienes entre 30 y 60 minutos antes del ejercicio, evita cosas como nueces, mantequillas de nueces o yogur griego.

En su lugar, escoge carbohidratos bajos en fibra

Los carbohidratos se digieren relativamente rápido. Se descomponen rápidamente y pueden ser utilizados como energía para tu entrenamiento. Es una forma genial de producir energía de forma inmediata a la vez que se mantiene intacto el glucógeno, o reservas de energía.

Prueba con uno de estos:

  • 30 gramos de pretzels
  • ¾ de taza de arándanos
  • 1 taza de fresas
  • 1 plátano pequeño/mediano
  • Entre 10 o 12 galletas integrales
  • 1 taza de Cheerios
  • 1 paquete pequeño de pasas
  •  1 kiwi mediano o grande
  • ½ patata asada
  • 1 manzana o naranja mediana
  • 2 higos medianos
  • 1 taza de sopa vegetal
  • 3 cucharadas de salsa de arándanos
  • 1 ½ taza de melón
  • 40 galletitas GoldFish integrales
  • ½ taza de puré de manzana sin azucar

Con unos simples ajustes nutricionales, te sentirás más lleno de energía, aprovecharás mejor los entrenamientos, y observarás mejores resultados como consecuencia del ejercicio. Tu coche no puede funcionar con un combustible ineficiente, no le pidas a tu cuerpo que lo haga.

 

Fuente: 

http://www.active.com/nutrition/articles/what-you-should-and-shouldn-t-eat-before-a-workout?page=2

Sobre el autor:

Jennifer Vimbor, is la fundadora de “Nutrition Counseling Services” en la ciudad de Chicago. Corredora apasionada, maratoniana y traitleta, Jennifer tiene conocimientos nutricionales de primera mano y ha estado ayudando atletas desde el año 2003. Fue nutricionista del New York Runners Only Club, y ha trabajado con la Chicago Area Runners Association. Jennifer aconseja atletas, desde novatos a profesionales, en grupos o individualmente. Encuentra a Jennifer en Twitter o en Facebook.

Foto Portada: www.goredforwomen.org

Share.

About Author