“Cuadro de mandos” de la visualización

4

Artículo anterior de la serie: El uso de la visualización en el padel

En el artículo anterior dedicado a la visualización (ver aquí), hablábamos del uso de la técnica de visualización en el pádel, tanto para los entrenamientos como para la competición. En este artículo, hablaremos de los componentes que podemos manejar para construir las imágenes con la máxima calidad, para así conseguir aplicaciones eficaces.

Construcción de las imágenes

Las imágenes visualizadas las construimos gracias al recuerdo, recreándolas, si es algo que ya hemos hecho antes, o bien creándolas de nuevo con nuestra imaginación (creación).

Perspectiva

Las imágenes pueden construirse desde una perspectiva interna, si lo que vemos o notamos es lo mismo que vemos o notamos cuando lo hacemos de verdad, o bien desde una perspectiva externa, si lo que vemos es equivalente a lo que vemos por TV o en video. La perspectiva interna será adecuada para el repaso del trabajo técnico en detalle, mientras que la perspectiva externa es más útil para repasar la acción global o el ritmo de ejecución.

Velocidad

Las imágenes pueden verse a diferente velocidad. Una velocidad lenta, que puede ser equivalente a una grabación “slow motion”, hasta llegar incluso a parar la imagen por instantes (haciendo como una “foto” del momento clave), es útil para construir y para corregir aspectos técnicos concretos, especialmente los de difícil aplicación.

Una velocidad “normal” puede ser útil para repasar la ejecución tal cómo queremos realizarla después.

En casos donde la tarea sea larga o deba pasar por diferentes fases, podemos utilizar una velocidad incluso más rápida que la real, o ir saltando de “foto” en “foto” o de secuencia en secuencia, para revisar diferentes momentos de la competición.

Modalidad perceptiva

Cuando visualizamos podemos construir imágenes (visual), pero también notar sensaciones (cenestésica), oír ruidos (auditiva), oler (olfativa) o degustar (gustativa). Las modalidades más usadas son la visual y la cenestésica, porque son las que más conectan con la forma de concentrarnos para una tarea concreta: dónde miramos (o qué vemos), y qué notamos o sentimos.

También podemos visualizar estados de ánimo, es decir, generar una imagen o un recuerdo sobre cómo nos queremos sentir en tal momento (confiados, concentrados, fuertes, etc.). Esta aplicación es muy interesante para momentos antes de la competición, cuando aparecen las dudas o los nervios.

Contexto

Se puede visualizar de forma que en la mente sólo tengamos las imágenes o las sensaciones necesarias para trabajar con la acción escogida, o bien podemos incorporar información relativa al contexto (compañeros, pista, público, ruido ambiental, etc.). Visualizar sin contexto nos puede ayudar a centrarnos en la tarea y cómo ejecutarla, mientras que visualizar con contexto nos puede ayudar a repasar acciones tácticas o a recrear situaciones anímicas que deseamos controlar cuando estemos expuestos a los estímulos de tal contexto el día de la competición.

En algunos casos, necesitamos visualizar elementos concretos del contexto como parte inseparable de la imagen que visualizamos. Así es cuando la ejecución implica interacción técnica con instrumentos (pelota, raqueta, etc.) o con superficies, obstáculos o aparatos (pista, red, paredes, etc.).

Para los que estén especialmente interesados en aprender la técnica de visualización, el autor del artículo dará un taller práctico sobre visualización, el día 25 de abril de 2015, en el Colegio de Psicólogos de Barcelona. Para más información y inscripciones, podéis seguir este enlace: http://www.copc.org/Eventos/wf_curso.aspx?idMenu=d94ff862-99b6-463b-bde4-de56a1789838&Cod=2089

Banner ARTICLE Padel bcn - 728 x 90 (3)FotoPortada: Flickr Andrés Nieto Porras bajo licencia Creative Commons

Share.

About Author

Psicólogo del deporte y del rendimiento http://joanvives.wordpress.com Autor del libro “Entrenando al entrenador. Ideas y trucos para una comunicación constructiva y eficaz”. Editorial Bubok.